sábado, 11 de abril de 2009

MORIRÍA FELIZ




MORIRÍA FELIZ

Moriría feliz
en este abrazo fraterno
de Verdad
que me circunda,
estrujado en vuestras manos,
harina, vino, sal,
pan de la tierra
que fecunda
un Dios Humano.

Moriría feliz
siendo en vosotras
una voz tierna,
melodiosa
que se escucha
en el silencio
de una tarde de abril,
sentados en un prado;
sabor agridulce
en vuestra boca,
a veces, sólo amargo.

Moriría feliz
reclinada mi cabeza
en vuestro seno
escuchando
palabras que dan vida:
amor eterno,
divino,
luz de nuestros ojos
que ilumina.
el inseguro camino
de nuestra alma peregrina.

Moriría feliz,
viendo
en nuestros labios rojos,
de carne
susurros de oración,

besos de paz,
pactos de sangre;
y en nuestro pecho
haciendo nido
con afán de eternidad,
con la inocencia de un niño,
desnudo, mirando al mar,
una palabra sencilla,
humilde, pero real,
os la digo con cariño:
amor,
susurro de eternidad.


G. Martín R
Roma - E.U.R.
25 de Abril de 1.971

1 comentario:

NIKI dijo...

Excelente Poema! me ha encantado....